Buscar

"Mujer al volante..." ¡No jodás!

Son más peligrosos los machos "alfa", lomos plateados, juega de vivos.



No tengo mucho tiempo de manejar para mi edad, la verdad es que tampoco fue que practiqué mucho antes de ir por mi licencia y sí, tuve que repetir el examen práctico, pero tengo algunas cosas que decir acerca de otros conductores y conductoras, especialmente porque he sufrido lo que podríamos llamar "bullying" de parte de conductores que creen que por ser mujer no sé manejar.


Comencemos por aclarar que es muchas veces cierto que las mujeres en general manejamos con algo de exceso de precaución y/o miedo que puede hacer que cometamos errores hasta peligrosos a la hora de desplazarnos en nuestros vehículos.


Mencionado esto paso a otro tema, porque ya este está saturado

Ahora, revisemos un poco la conducta de estos diestros caballeros del volante que constantemente cometen una serie de caballadas dignas de verse en la Triple Corona, no por denigrar a los caballos que participan en estas competencias comparándolos con nuestros choferes, sino por la calidad de equinos que podemos ver en nuestras calles, casi tan enormes como los del Derby.


Iniciemos con algo tan básico como el giro a la derecha con semáforo en rojo cuando no hay presencia de carros, de transeúntes o de señalización específica que lo prohíba: Resulta que es totalmente válido y legal hacerlo, pero son tan engreídos que cuando ellos lo hacen creen que está bien porque son audaces, pero si lo hago yo (que soy mujer), hasta sacan la cabeza para hacerme señas y gritarme improperios. Y si estoy detrás de ellos, con la direccional a la derecha y ellos también, pues no les da la gana hacer el giro, solo por molestar y a veces hasta producen presas innecesarias que atrasan.


Y encadeno el siguiente tema con las lucecitas esas que se encuentran muy cerca de las manos y los dedos y que si se hacen para abajo, ponen la direccional izquierda y si se hacen para arriba, pues prenden y apagan la derecha. ¿Simple, no? NOOOO, les cuesta un mundo, se les caen los dedos, se les cansan las manos, les dan calambres o no sé qué carajos les pasa, pero no logran poner las direccionales y nunca se sabe para donde van. Los peores momentos: cuando estás en una calle transitada (no digo carretera porque a la fecha no he visto una en Costa Rica) y necesitás cruzar y dependés de uno de estos carajos para medir el momento de tirarte y aclaro: si andás bonita, maquilladita, ojalá medio despechugada y con la trompa al estilo Angelina, puede que hasta ocasionen un choque por dejarte pasar, bueno, basta con que por alguna razón le gustés al que viene intrépido a gran velocidad en una callecita de San Pedro de Santa Bárbara donde apenas caben dos carretas de bueyes.


Pero volvamos al tema en cuestión, si te dejan pasar no hay problema. Todo resuelto. Lo que pasa es que usualmente no sucede así, porque se predisponen pensando que no vas a hacerlo rápido porque sos mujer y simplemente no podés.


Entonces se vuelve pericia de la conductora. Lo que sucede es que -y vuelvo al principio- cuando se les "olvida" poner las direccionales, nos quedamos esperando el momento adecuado para cruzar y le damos tiempo a conductores que no lo necesitan, mientras que muchas veces, el súper conductor que traemos atrás es hombre y se pega del pito, enojado porque no adivinamos que el tipo iba a doblar, pero le dolía la mano y no puso la direccional.


Tenemos además a los que salieron media hora tarde, pero quieren llegar media hora antes o que simplemente no pueden, de forma tranquila colocarse en la línea correspodiente para esperar su turno y dirigirse a donde quieren, no. Estos caballeros necesitan meterse donde sea y como sea, para más adelante volverse a meter de la misma manera en el carril en el que debieron colocarse y encima esperan ansiosamente que sea una mujer la que viene para tirarle el carro y que ella se muera del susto, encima de gritarle mil groserías por no darles campo.


Y ojo, si quien está en el carril correspondiente es una mujer y si esa mujer decide no dejarlo pasar, que se prepare para un inevitable choque o mentada de madre, la que de momento le convenga más al sujeto, esa será.


Vengo pensando este texto hace días, es que de verdad me enerva que sean tan neandertales, tan ignorantes, tan básicos cuando están detrás de un volante (al menos aquellos que no lo son también en dos "patas"), pero hoy un taxista me dio el banderazo de salida.


A ver, ¿para qué es la luz amarilla? ¿esa que dura tan solo de 3 a 5 segundos?, especialmente en una calle llena de carros en San José Centro: Para avisar que ya viene la luz roja y que uno se detenga. NO significa maje el pedal, no significa llevarse en banda al carro que viene en el otro sentido, no significa brínqueselo. Significa frene y deténgase.


Bien, estoy acercándome a un semáforo con la luz amarilla intermitende, en una calle que yo no conozco y por la que habitualmente no transito, entonces reduzco la velocidad para frenar como hago siempre que veo un semáforo en amarillo. El semáforo era uno de esos que tiene la luz amarilla de un lado y la roja del otro, pero fijas -repito aquí que bajé la velocidad, no me había detenido-, cuando el educado caballero me pegó un pitazo que casi me hace salirme por el parabrisas y llegar a la Sabana de un brinco.


Bueno, esta mujer es algo "imprudente" y viendo que en el otro carril venían un montón de carros, rodé el mio unos 20 metros, puse las luces de "parking" -todo como lo dice la ley y el manual- y ahí, tranquila, respirando, contando hasta 1120, me detuve y me quedé un corto espacio de tiempo -como el pobre hombre iba tan apurado, le pareció que fueron como unos cuatro o cinco minutos-,entonces, el amable caballero taxista tuvo que esperar a que otro amable chofer le diera espacio para rodearme y pasar. Ya conocen lo amables que son los conductores en Costa Rica, ¿verdad? y para mala suerte de él no venía ninguna de esas que somos un "peligro constante".


Montón de matones, irresponsables, irrespetuosos y además imbéciles. Ponen día a día en peligro sus propias vidas y las de las demás personas solo porque creen que son muy "cargas", muy "bichos" y pueden hacer lo que les dé la gana detrás de un volante. Para mí, no son más que un montón de ineptos, no saben manejar y no tienen la más básica idea de una navegación inteligente y adecuada.


¿Quiénes serán los peligrosos?


¡Pero qué exagerada esta vieja, tenía que ser mujer, si no es tanto la cosa!

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo